Portal Oficial de Turismo
Próximos eventos

We Denounce With Righteous Indignation

Joomla Page Builder Gridbox provides an intuitive and user-friendly way to ...
Read More

Blister Prevention & Treatment For Hikers

No one is immune to blisters. Blisters often curse a hiking trip, even thos...
Read More

What’s In Trend In Men’s Fashion

You can customize the view of Blog posts with a simple mouse click and imme...
Read More

Museo Etnográfico Casas Cuevas

Son tres antiguas viviendas, probable morada de la población prehispánica que habitó este lugar. Las cuevas fueron heredadas en 1962 por Santiago Aranda quien las rehabilita manteniendo las características de la vivienda típica tradicional de este pueblo. Tras su adquisición por el Ayuntamiento en 1993, éste las destinas a museo de etnografía doméstica. Su interior está dotado del mobiliario tipico de la zona y de su época (50 a 150 años). En sus aposentos pueden encontrarse: camas de hierro, con colchas de ganchillo, traperas de tejeduría artesanal local, cajas o baúles de cedro y tea, sillas o taburetes de líneas austeras, así como otros detalles de carácter etnográfico propios de las viviendas rústicas de Artenara.

¡Bienvenidos a la belleza de una vida sencilla!

Te invitamos a que conozcas este Museo Etnográfico de las "Casas Cuevas" de Artenara en la cumbre de Gran Canaria.

Esperamos que el reflejo de la belleza de esta vida sencilla, te evoque no solamente amables recuerdos, sino que también te indique que es posible vivir sin tantas necesidades, a veces superfluas.

Patio

Antiguamente la vida se hacía en el patio, las cuevas aseaditas, solamente se usaban a partir del anochecer o en caso de visita.

El patio servía para muchas labores cotidianas, de cocina, de lavadero, para partir almendras, secar los higos, desbrotar las papas, tostar el millo y de juego para los pequeños entre sus mayores,...

Y sobre todo para "conversar".

Cueva Nº 1

En ella intentamos reflejar el modo de vida de una familia de medianeros sin demasiados recursos económicos (eran arrendados, sin propiedad de las cuevas ni de las tierras que laboraban).

En su sala se accede a tres aposentos, observamos pequeñas camas de hierro adaptadas al pequeño espacio y altas para evitar la humedad (antiguamente el piso era de tierra, hoy de cemento fratasado). En el centro de la sala un sencillo tallero (la pila proviene de La Barra de la Playa de Las Canteras), los taburetes canarios de estilo palmeta, un locero con loza de Lugarejos, la mesa de arrimo para recibir a Dios o al practicante, las pequeñas cajas de tea y la mesa tocinera completan su escaso ajuar.

Cueva Nº 2

Dedicada a las labores de la agricultura y sus instrumentos.

En la entrada las piñas de millo secándose, cubren el techo y unas desgranadoras mecánicas alivian el dolor de las manos separando los carosos del millo. La "tralla" es la prensa para extraer el aceite de la almendra amarga, es una de las tareas agrícolas de Artenara más característica, tradicional y única.

La miel de nuestras cumbres es muy codiciada por su especial sabor. Algunos instrumentos de su elaboración pueden verse aquí.

En el fondo encontramos el "goro" para pisar la uva de esta pequeña bodega familiar. Y en los cañizos se secan los quesos, "jigos" y tunos o porretos,..

Cueva Nº 3

En esta cueva natural tienes azocado un pequeño jardín en el cual el sonido de ddddd la fuente se podría unir a los cantos y risas de las añaradas lavanderas. El agua que hoy corre de forma mecánica, tuvo antaño que irse a buscar a Fuentecilla, con las tallas a la cabeza y los muchachos con sus ganchos. Manos rojas en el invierno, olores de ropas limpias sobre los romeros al sol...

Cueva Nº 4

Aquí mostramos los oficios más representativos de Artenara.

En primer lugar Los Piqueros, sin ellos Artenara no existiría, sus viejas herramientas se mezclan con los pesados escombros.

Las loceras de Lugarejos de Artenara, son muy apreciadas por su esfuerzo en mantener viva esta tradición, que proviene de nuestros antiguos canarios y hoy pervive en el Centro Locero.

Los materiales, modos y formas características de esta loza de Lugarejos y su peculiar forma de guisado nos son expuestos aquí.

Los telares de las tejedoras no están mudos, su labor para contrarrestar los rigores del invierno de la cumbre, nos hablan del valor del trabajo femenino constante de viejas estameñas. Nuestra Escuela de Tejeduría intenta no perder este ancestral y cálido oficio.

Cueva Nº 5

Esta cueva es un homenaje a aquellos de nuestros antepasados artenarenses que en tiempos de hambrunas (finales del siglo XIX y principios del siglo XX) tuvieron que marchar a Cuba como emigrantes. Allá se partieron sus lomos cortando la caña de azúcar y a aquellos que pudieron volver con plata, les llamamos "los indianos", los cuales mostraban orgullosos su adquirido reloj y modernos muebles para su época.

Camas de mayor tamaño, tallero de tea en picadillo canario, locero con cerámicas vidriadas importadas de distintos países del mundo, cajas o arcones de cedro canario, cómoda, mesa de patas de cangrejo, taburetes canarios al estilo de lira o vitoreras,... asombraban en su tiempo por su modernidad y valor económico.

En el interior puedes observar muchas de las antiguas fotografías de familias artenarenses indianas. También puedes encontrar aquí enmarcados dos símbolos, el de la mujer y el del hombre canario: sus zarcillos y el cuchillo canario o naife.

Cueva Nº 6

Antaño no existían aseos, por ello en el actual aseo moderno recordamos aquella expresión: ¡Váyanse pa´las tuneras!

Cueva Nº 7

Antiguamente no habían cocinas; para guisar, cuatro teniques delante de la puerta de una cueva eran suficientes, pero en esta última cueva hemos querido recrear lo más representativo de la cocina artenarense.

En el exterior observamos tanto el horno para cocer el pan de forma comunal, como el fogal para cocinar y calentar.

Y el interior de la cueva el "pollo", donde podemos admirar principalmente el proceso de elaboración del gofio en antiguos tostadores de loza y de nuestro famoso queso cumbrero.

En el suelo la gran tinaja de loza, servía para conservar la carne en aceite traído de San Bartolome o Temisas, o la carne troceada en salmuera en el pilón de piedra con sal troqueada en Agaete.

Entre cañizos, cañicetas y diversos instrumentos dela época, completamos esta sencilla visión culinaria.

Finalizada la visita, Artenara te invita a que sentado en el patio del Museo de las Casas Cuevas disfrutes del silencio y del canto de las aves. Del amplio panorama del Barranco Grande y de los pequeños recuerdos que estas cuevas te hayan podido evocar.

¡Sé feliz!

Visitas guiadas para grupos, contactar con antelación en el 928 666 102

Horario de visitas de Lunes a Domingo

de 11.30 a 16.30

*(Excepto "Viernes Santo", 24, 25 y 31 de Diciembre, 1 y 6 de Enero)

Ruta a pie desde la Plaza de San Matías al Museo Etnográfico Casas Cuevas

Distancia 150m      Accesible en 4 min aprox.

Visita realizable en 20-30 min.

Ruta en coche

Accesible en 2 min. aprox. desde la Plaza de San Matías

Aparcamiento gratuito en la zona

Datos del mapa
Datos del mapa ©2018 Google, Inst. Geogr. Nacional
Datos del mapaDatos del mapa ©2018 Google, Inst. Geogr. Nacional
Datos del mapa ©2018 Google, Inst. Geogr. Nacional
Mapa
Satélite
20 m